domingo, 14 de agosto de 2011

A mi padre, se lo llevó el viento...



Fue una tarde. 
Caminábamos por el parque, cogidos de la mano. 
Yo me distraje recolectando catarinas y guardándolas en un frasco para regalárselas a mi madre, entonces gire mi rostro hacia mi hombro derecho y noté que mi padre se había ido. 
Lo vi volando por el cielo. 
El viento lo empujaba cada vez más lejos.