domingo, 5 de julio de 2009

La búsqueda de la visión

Camino nocturno... hoy no ha llovido... desvelo sin voz... un suspiro detrás de la sombra... no quiero llegar a casa...vagabunda de sueños... estuve en la montaña, desnuda, cubriéndome de tierra, cuatro colores circundando, protegiendo. Rojo, negro, azul y amarillo. Estuve ahí, bajo ramas y nudos, sedienta, mi cuerpo es frágil, pero no así, mi voluntad. Así que después de varios días, regresé... gané la batalla, vencí a mi ego y ahora soy mucho mas grande. Mi corazón se volvió hogar de un hermoso colibrí.
(V)